Yin yoga

Yin Yoga

Yin Yoga

El yin yoga es una forma muy suave de hatha yoga; en esta modalidad, se mantienen las posturas entre 3 y 5 minutos. La intención es trabajar en profundidad los tejidos conectivos, tendones, ligamentos y las articulaciones para eliminar, de este modo, todas las tensiones acumuladas y reequilibrar la energía. El yin yoga simboliza la meditación, la profundidad, la escucha atenta de cada milímetro del cuerpo y es complementario al yoga más dinámico o que requiere más esfuerzo físico.
En este tipo de yoga no hay esfuerzo muscular (o es mínimo), a medida que se entre más en la postura se suelta la musculatura y se buscan pequeños reajustes a fin de mantener la postura lo más cómodamente posible. Cada postura es una experiencia única y una oportunidad de agudizar los sentidos y explorarnos a fondo sin ningún tipo de prisa ni expectativa. Es una practica lenta que regenera.
Empleamos principalmente posturas de suelo con ayuda de materiales que nos permiten verdaderamente suavizar el cuerpo y soltar cualquier tensión a nivel físico, emocional o mental. Es un yoga delicado donde realmente se toma tiempo para crear y ajustar las  posturas muy lentamente teniendo en cuenta nuestro situación vital en el momento, la propria estructura física y patología (si existiera) . Es una práctica de aceptación donde nos permitimos trabajar de una forma pasiva las asanas. Entre el estímulo y la respuesta existe un espacio de tiempo, y en este espacio está nuestra libertad y nuestro poder, porque es justo en ese espacio donde tenemos la posibilidad de parar y percibir más allá de las necesitades de la mente y entender que tenemos la oportunidad de elegir hasta dónde llegar a partir de una escucha profunda.
Es una practica que se aconseja a todo el mundo pero especialmente a personas que sufren dolores de espalda, cadera, articulaciones o musculatura en general. A nivel físico, proporciona flexibilidad, alivio y una mejor circulación sanguínea. A nivel mental, permite liberar estrés y desarrolla una gran capacidad de autoobservación, autoconocimiento y escucha.