Encuentro con Gleb Loginov

Con una sonrisa de treintaidós dientes y un brillo de ingenuidad en su mirada, así apareció ayer nuestro maestro, Gleb Loginov, en las instalaciones de Efecto Yoga Málaga.

Con su inequívoco acento ruso y con palabras sencillas y certeras nos recordó la importancia de estar en nuestro centro, de buscar el equilibrio, de huir de los apegos mundanos, de los “rollos”, como él dice. “Un día te levantas y te sientes fabuloso y no sabes muy bien por qué, ¿a quién no le ha pasado?”, nos preguntaba Gleb. Esta sensación puede ser circunstancial pero también puede entrenarse: el yoga, entendido como filosofía de vida, es una poderosa herramienta que nos conduce poco a poco al estado de paz interior, a la liberación de los apegos, a la ecuanimidad. “Si te gusta la tarta de queso, disfrútala cada vez que la tomes, pero no te apegues a ella, no crees dependencia, busca tu libertad”.

Para los que hemos tenido el privilegio de formarnos con Gleb, recibir una clase de él es como volver a casa, es sentirse ¡FABULOSO!

Gracias, Gleb, por regalarnos tu buen humor, tu sabiduría, tu humildad.

 

Gleb Loginov, swami y fundador de Tao Center (Escuela de formación de profesores de yoga)