Yoga para embarazadas

La práctica de yoga durante el embarazo permite crear un primer y hermoso vínculo con el futuro bebé y prepara asimismo el cuerpo de la mujer para el momento del parto.

Principales beneficios del yoga para embarazadas

  • Mejora de la respiración: el yoga favorece la oxigenación de la sangre y del bebé.
  • Estiramiento del suelo pélvico y consecuente apertura de caderas para favorecer el parto natural.
  • Corrección postural. El yoga fortalece los músculos de la espalda; esta musculatura es vital para poder soportar mejor el peso de los últimos meses.
  • Regularización del sueño y del apetito. El embarazo conlleva en ocasiones ciertos trastornos consecuencia de los cambios hormonales. La práctica de yoga ayuda a equilibrar estos desajustes.
  • Mantenimiento del tono muscular (excepto de la región abdominal que siempre debe permanecer libre y relajada).

Precauciones y recomendaciones para la práctica

  • No se debe comenzar la práctica hasta después del tercer mes de embarazo. El primer trimestre de gestación es el de mayor riesgo y, por tanto, se desaconseja la práctica de yoga. A partir del segundo trimestre es posible empezar una práctica de forma totalmente segura.
  • No es necesario haber practicado yoga antes, pues estas clases están especialmente diseñadas para mujeres embarazadas.
  • La clase está supervisada en todo momento por la profesora para garantizar que todas las posturas se ejecuten de forma segura y adecuada.
  • Practica de forma amable y relajada, evita sobresfuerzos y siempre sigue tu intuición: si necesitas descansar, descansa.

Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Tel. 645 205 190 / efectoyoga@gmail.com

C/ Córdoba 6, ofic. 104, Málaga